viernes, junio 29, 2007

Otro balde de agua fria!!!

Ahora si, la reforma migratoria quedó por fuera de la discusión del Senado. A pesar de las marchas, las gestiones, el lobby, las llamadas, las cartas y hasta la solicitud del propio presidente, no sé logró conseguir los 60 votos necesarios para continuar. Y debido a las próximas elecciones, ya no será sino el próximo gobierno que retome el tema. Sinceramente, creo que la propuesta estaba encontrando tantas trabas que a lo mejor hubiesen terminado aprobando un bodrio peor, pero eso no es el asunto. El tema aquí es que una vez más, Bush se quedó sin cumplir sus promesas y lo que es peor, se pone en evidencia que a pesar de la importancia que tenemos los inmigrantes en la economía y la vida social de este país, a nivel de toma de decisiones, aún no tenemos fuerza ni importancia. Aparte de que todavía hay una gran mayoría de americanos que ven el fenómeno como una amenaza sin darse cuenta que no es más que parte de la historia del curso natural de las cosas.

El juego político pesó mucho en este caso. Quién se quedaba con el crédito para cobrar en las elecciones o quien cargaba con la culpa fue parte del toma y dame de las votaciones. Ahora son millones de seres humanos que quedarán a la deriva, presas del miedo porque por otra parte, el ICE tiene ahora más recursos para redadas y deportaciones.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home