lunes, julio 09, 2007

Answer The Call

Yo siempre he tenido tendencia conservacionista. Desde pequeña en mi casa me enseñaron a ahorrar electricidad. Recuerdo a mi mamá detrás de nosotras: ¡Apaguen las luces que esta no es la casa de los Wollmer! (que eran los dueños de la compañía de electricidad). Mi abuelo Pelón, padre de mi padre, era un típo adelantado a su época. Cuando éramos pequeñas, nos hablaba de todos estos temas que hoy están en boga. Nos hablaba de la importancia de estar en armonía con la naturaleza, de no desperdiciar el agua, de respirar adecuadamente, de hacer tiempo para meditar, en fin, la mayoría de los mensajes que ahora se lanzan en forma de SOS para tratar de rescatar el planeta y hasta nuestra propia salud, formaron parte de mi crianza.

Sin embargo, nunca se deja de aprender. Últimamente he descubierto una serie de tips interesantes que pueden hacer la diferencia y que dependen de cada uno de nosotros. Por eso, cuando escucho la discusión de los más puristas sobre lo inútil y hasta contraproducente que puede ser poner en mano de la gente común y corriente un problema tan grave como es el de recalentamiento global, no puedo más que estar en desacuerdo. Es cierto que no lo podemos resolver solos. Es cierto que los gobiernos tienen la gran responsabilidad y que las empresas deben asumir sus cuotas, pero creo que nosotros también. A fin de cuenta somos miles de millones y si cada uno hace un poquito, suma mucho. Como decía el slogan del concierto: "Answer the call". Hay que responder al llamado urgente de la naturaleza. Cada uno desde el papel que le toca en la sociedad.

Algunos piensan que este mega concierto que se transmitió el 7 del 7 del 07 con las mayores estrellas del espectáculo llevando un mensaje ecológico, es banalizar el problema, pero yo creo en la fuerza de las masas y creo que hay público para todo. Hay gente que se entienden bien con la música y que admira a los artistas de forma tal que lo que ellos digan es verdad. No es sólo cuestión de credibilidad sino también de esa especie de conexión mágica que se dan en momentos como esos. Yo creo que ningún conocimiento sobra y los métodos educativos deben ser variados.

¿Que se trata de una ocasión para llevar un mensaje político? Quizás, pero también creo que es hora que dejemos de tenerle asco a la política y comencemos a entender que es allí donde se toman las grandes decisiones que nos afectan a todos. Así que escuchar lo que dicen los políticos y hacer que nos escuchen, apoyar a quien esté de acuerdo con lo que creemos importantes y exigirles que cumplan sus promesas, debería ser un ejercicio natural.

Al menos yo tuve la oportunidad de disfrutar de la música, de enterarme de hechos sobre el recalentamiento global que desconocía y de aprender un poco más. De paso, ya empecé a actualizar mi lista de prácticas personales. Yo sí creo e invito a todos a que respondan al llamado.

Visita el sitio:
http://liveearth.org

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home